Camareras de discoteca nos cuentan el asco que damos cuando salimos sobre fiesta

Camareras de discoteca nos cuentan el asco que damos cuando salimos sobre fiesta

Mileniales 08 septiembre, 2017

Todo el mundo hemos pillado alguno de esos ciegos que te realizan cometer locuras que de ningun modo te plantearias sobrio. Al jornada sub siguiente te ries, y abundante, aunque ninguno de tus colegas te dira que en realidad estabas ofreciendo muchisima penita asi­ como perdiendo toda tu dignidad, por motivo de que ellos estaban exactamente igual de borrachos que tu . No obstante quien estaba sintiendo mucha verguenza ajena viendote desperdiciar las limites —y probablemente el control referente a tus esfinteres— estaba atras sobre la pastilla. Por eso exacto, porque carente cubatas de por vi­a la vida se percibe tal que seri­a, hemos hablado con varios camareros de discoteca, las unicas personas que saben sobre realidad el asco que podri­amos llegar a dar cuando salimos sobre fiesta.

“He observado a chicos orinar contra la barra, a chicas cagar dentro de 2 maceteros asi­ como a gente vomitando en cualquier rincon”, de este modo de asqueroso suena, al menos por telefono, el trabajo de Sonia, que a sus 26 anos lleva Ahora cinco en el universo de la noche y seri­a jefa de barra en una de las discotecas mas frecuentadas de Barcelona. Un empleo que te obliga a vivir borracheras epicas, peleas, trapicheos con farmaco, machismo asi­ como las mayores cerdadas que oiras en tu vida muchas mas veces de estas que querrias, pero desprovisto beber, drogarte ni follar. “Hemos sacado a muchisimas chicas sobre las banos empapadas en su personal vomito, medio desnudas. resulta una pasada”, nos cuenta Sonia.

La lista de anecdotas escatologicas es larguisima: los miembros masculinos aprovechan las botellines vacios de realizar pis carente moverse de la barra, las mujeres, cualquier rincon. “poseemos que custodiar con el fin de que no entren muchas chicas a la oportunidad al identico bano por motivo de que, luego sobre que pasara varias veces lo entendimos, entretanto la mea en el water otra lo realiza en la papelera, en el asfalto o en la escobilla”, dice Maria Berrocal, una sevillana de 29 anos que lleva aguantando esta y no ha transpirado diferentes cerdadas peores desde realiza 13 anos. “la oportunidad alguien habia cogido la escobilla y no ha transpirado se habia dedicado a restregar sus ‘necesidades’ por las paredes del bano, por el reflejo, las ventanas, por la taza. asi­ como eso lo tuve que adecentar yo”, dice con la voz casi de terror al recordarlo.

Aunque el asco que damos no solo proviene de nuestros orificios en buena condicion fisica de fluidos, sino de terminos. Las faltas de respeto y el machismo son una cosa invariable. “Por trabajar atras sobre noche creen que eres facilona asi­ como que separado vales para colocar hielo en un puto vaso por motivo de que no te da el cerebro de mas. Hay una clase sobre fetiche con nosotras”, dice Sonia. Explica que los hombres usualmente ven a las camareras como objetos sexuales, por las escotes, su cara bonita o por ese viento de fiesta que las rodea. “Te hablan igual que si fueras un ligue y no un trabajador. A veces nos subimos a la lingote asi­ como se creen con derecho a tocarnos las piernas o el culo. Pero parte de nuestro labor sea dar imagen, nunca tenemos por que sujetar esas cosas”, anade.

Maria, la sevillana, lleva desde las 16 anos de vida detras de la barra.

Ellas te sirven las copas, se encuentran alla de ti, mismamente que por que no soltarles lo buenas que se encuentran, pedirles su telefono, que se hagan la foto contigo desplazandolo hacia el pelo con tus colegas o tratar meterle el billete de 20 euros entre las tetas. “No creo que una chica que se dedique a todo una diferente cosa reciba tantas propuestas sexuales como nosotras”, asegura Maria, que aparte sobre en Sevilla Asimismo trabajo durante un tiempo en Inglaterra, a donde las borracheras (y el asco) pasan de epicas a colosales. “Creo que seri­a el infimo publico que he tenido en mi vida como camarera: me insultaban desplazandolo hacia el pelo me llamaban prostituta constantemente. Me propusieron sexo por dinero En muchas ocasiones desplazandolo hacia el pelo la unica oportunidad que me han tratado sobre manera racista fue alli. Fue horrible”, confiesa.

Los manoseos asi­ como las guarradas nunca son unicamente de las camareras, sino para cualquier femina. “Lo tradicional de las chavalas la totalidad de echas polvo, muy borrachas y no ha transpirado sentadas en un rincon ocurre muchisimo. Las amigas se despistan, la dejan sola, se van a hogar y la chica esta tan ciega que no conoce lo que esta pasando mientras un conjunto de tios le meten la mano asi­ como la lenguaje por todas partes. Mas sobre una ocasii?n me he llevado muchas a residencia en taxi. No poseen el menor respeto”, cuenta Laura, quien nos pide que mantengamos las apellidos exteriormente de este escrito. Detras de mas sobre la termino compaginando su empleo en la noche con otros trabajos sobre dia, Hoy seri­a encargada en la region VIP sobre la de estas principales discotecas de Valencia. Un santuario de la fiesta en el que se mueve abundante dinero y demasiada medicamento.

“Estamos extremadamente pendientes de las copas de los usuarios. Cuando fue la actualidad de la burundanga tuvimos inconvenientes porque supimos de casos que habian sucedido en la discoteca. Es inevitable y los consumidores nunca se sisa ni un cabello a la hora sobre meterse una raya sobre coca delante de ti. Incluso te lo ofrecen tus propios companeros”, cuenta la valenciana . Todas ellas cuentan que trabajar de noche les ha cambiado su manera de salir de fiesta y no ha transpirado sobre debatir a los usuarios que estan funcionando mientras las demas nos bebemos la lingote, nos meamos en ella asi­ como despues nos vamos a hogar como si ninguna cosa hubiera anterior.

“Lo mas llamativo podri­a ser cuando estas detras de la pastilla, ves estas cosas asi­ como piensas: ‘joder, que pena dan’. Sin embargo reconozco que yo Asimismo lo he hecho”, dice Sonia. “funcionando en lo cual ves la una diferente cara sobre la noche, tu no estas bebiendo, asi que ver como se le va la olla a los consumidores cuando se toma dos copas te realiza aterrizar”, anade Maria quien, tambien, quizo lanzar un ultimo mensaje a las chicas que se pintan los labios y deciden llenar el espejo asi­ como las paredes sobre besos: “que sepan que esas manchas se limpian con la misma balleta que se limpia el water. Mismamente que la proxima ocasii?n que se dediquen a dar besitos de efectuar postureo en Instagram, eso que se llevan”.

About the author

Leave a Reply

Text Widget

Nulla vitae elit libero, a pharetra augue. Nulla vitae elit libero, a pharetra augue. Nulla vitae elit libero, a pharetra augue. Donec sed odio dui. Etiam porta sem malesuada.

Recent Works

Recent Comments